Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


El Obispo de Orihuela-Alicante, Mons. D. Rafael Palmero Ramos, da la bienvenida a la Adoración Perpetua en Elche

Según sus propias palabras: “Sacerdotes y fieles de esta ciudad, laboriosa y emprendedora como pocas, han estado preparando con el Vicario Episcopal a la cabeza, una Capilla de Adoración permanente, continuada, de día y de noche, al Santísimo Sacramento. Y lo han logrado en Calle Salvador nº 24, de la Ciudad.

“Cuando sea posible, sobre todo en los lugares más poblados, será conveniente indicar las iglesias u oratorios que se puedan dedicar a la adoración perpetua” (Sacramentum caritatis, 67), se nos pide y se nos recuerda”.

“El 6 de Enero, fiesta de la Epifanía o manifestación de Jesús, nacido en Belén, quedará solemnemente expuesto el Señor en este lugar, a las 7 de la tarde. Una hora antes, a las 6, celebraremos la Eucaristía en la Basílica de Santa María. Tras el Ite, Missa est, que “expresa sintéticamente la naturaleza misionera de la Iglesia”, iremos en procesión a este lugar, a partir de ese momento, también sagrado. En él ya están organizados los turnos de hombres y mujeres, jóvenes y niños, que ordenadamente, harán compañía, de día y de noche, al Señor Jesús presente en el sacramento, al Dios con nosotros, que revestido de nuestra carne, puso en Navidad su tienda en nuestro campamento y quiere seguir en medio de nosotros.”

“Agradecemos, en nombre de toda la Iglesia y especialmente en nombre de la comunidad diocesana, esta decisión pionera –ojala sea secundada por otras ciudades, pueblos, parroquias-, y prometemos unirnos a las intenciones y ruegos que allí se vayan desgranando, con el bullicio exterior del día y el silencio callado de la noche.”

Y esta pasada Navidad, en carta a los adoradores inscritos les decía:

“Tu respuesta generosa, además de obtener frutos abundantes para tu vida personal y familiar, será un precioso servicio que harás al Señor y a su Iglesia. Tu oración silenciosa y constante ante Él será un anuncio continuo a nuestra sociedad de su presencia real en medio de nosotros. Te volverás, de este modo, testigo del Resucitado y profeta de la Eucaristía”…

“Deseo que puedas tú, antes que nadie, redescubrir con estupor el don inestimable de la presencia de Jesús, que se hace Pan de Vida en este sacramento, que puedas nutrirte de Él y que la comunión con Él te haga portador de la Buena Noticia, siendo discípulo que vive por el Maestro y para el Maestro.”

“Que María, Madre del Señor y Madre nuestra, te lleve siempre de su mano y sea la maestra que te enseñe a adorar y a vivir lo que Él te diga en tus momentos de adoración, de silencio, de abrazo y de amor. Así califica nuestro querido Papa Benedicto XVI el salto de la adoración a la celebración eucarística.”

[ 01-01-2009 ]

Volver