Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


Niños adoradores en Toledo

“Los niños son el presente y el futuro de la Iglesia. Tienen un papel activo en la evangelización del mundo, y con sus oraciones contribuyen a salvarlo” (Juan Pablo II).

Desde febrero del 2008 la Adoración Perpetua de Toledo tiene su grupo de niños y niñas adoradores.

El grupo lo forman chicos entre 6 y 12 años de edad. Se reúnen en sábados alternados en los que además de adorar al Santísimo reciben catequesis.

La idea provino de otra capilla de Adoración Perpetua de la misma diócesis: Talavera de la Reina. En el proyecto intervinieron el sacerdote Don José María Alsina y la Madre Covadonga.

La adoración al Santísimo es una catequesis vivencial acerca de la presencia real y única del Señor en el Santísimo Sacramento. El Señor, desde su morada eucarística, a todos llama: “Venid a Mí..” (Mt 11:28) y, en especial a los niños. Por eso, “dejad que los niños vengan a Mí” (Lc 18:16) es el lema de esta adoración.

El Evangelio relata que a Jesús les llevaban los niños para que les impusiera las manos y los bendijese. Sin lugar a dudas que eran sobre todo las madres quienes se los llevaban. Por eso, es importante que sean los mismos padres quienes animen a sus hijos a acercarse al Señor para recibir sus bendiciones y gracias. Los padres que quieren lo mejor para sus hijos.

Sin embargo, no faltan testimonios en el otro sentido: son los hijos que entusiasman a sus padres y terminan ellos también siendo adoradores.

En uno u otro caso, unos y otros al hacer la experiencia piensan: “Señor ¡qué bueno es estarnos aquí!” (Cf Mt 17:4).

[ 23-12-2009 ]

Volver