Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


Mons. José Ignacio Munilla se despide de Palencia

Lo hizo con una Misa en acción de gracias en la Catedral. Mención especial, única, a la Adoración Perpetua.

El hasta ahora Obispo de Palencia se despidió agradeciendo tanto a sacerdotes, consagrados, religiosos como a los fieles laicos.

Recordó su ordenación episcopal recibida en aquella misma Catedral y expresó su gratitud al presbiterio, a los religiosos y finalmente a los seglares. A ellos les dijo:

“¡Cuántas veces he sido testigo de que vuestro entusiasmo nos precede, de forma que tenéis la capacidad de poner en marcha a los sacerdotes y al propio obispo!”

“…Entre todas vuestras contribuciones a la vida de la Iglesia, me atrevo a destacar una, en este momento de mi despedida: me refiero a la Adoración Perpetua, en la que muchísimos de vosotros participáis, haciendo de esta oración de intercesión ininterrumpida ante el Santísimo, el “corazón de la Diócesis”. Nada somos sin la gracia de Cristo, y por ello, hemos de responder a su llamada orando sin cesar… “Si el Señor no construye la casa, en vano se cansan los albañiles; si el Señor no guarda la ciudad, en vano vigilan los centinelas” (Ps 126)”.

Concluyó invocando a la Santísima Virgen:

“Mis últimas palabras quieren ser éstas: ¡Mirad a María! ¡Mirad su belleza, mirad su santidad! ¡Agarraos fuerte al Santo Rosario, llevadlo en vuestro bolsillo y rezadlo con frecuencia! Será un signo de que estamos “conectados en red”. Es la comunión en Cristo, a través de María.

Con Ella, sólo con Ella, nos haremos “pequeños” para poder servir a los “pequeños”, a los más pequeños; es decir, a los pobres y a cuantos esperan nuestra caridad. Con Ella, sólo con Ella, podremos pronunciar con verdad y en plenitud: “In Te Confido”. ¡Confío en el plan providente de Dios Padre y confío en el Amor del Sagrado Corazón de su Hijo! ¡Que Dios os bendiga!”

[ 07-01-2010 ]

Volver