Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


ADORACIÓN PERPETUA EN BURGOS desde el 13 de febrero de 2011

En solemne ceremonia religiosa quedó implantada en la capilla de la iglesia de San José Obrero la Adoración Perpetua en la diócesis de Burgos

SERAFÍN GARCÍA NÚÑEZ / DIARIO DE BURGOS

Impulsada por Carlos Alonso Núñez, párroco de la iglesia de San José Obrero, ubicada en la calle de San Pedro Cardeña, y promovida y alentada por el arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, ayer quedó implantada en el transcurso de una solemne ceremonia religiosa la Adoración Perpetua en la diócesis de Burgos. Lo desapacible del día contrastaba con el fervor y la paz que se vivía dentro del templo durante el ceremonial previo a la colocación permanente del Santísimo Sacramento en la capilla destinada para dicho fin. A la eucaristía, que fue presidida por el arzobispo de Burgos, que estuvo acompañado por numerosos sacerdotes, asintieron muchos fieles entre los que se encontraban numerosos niños y religiosas.
Durante la homilía monseñor Gil Hellín habló de la conveniencia y necesidad de una Adoración Perpetua, dio gracias a Dios por su instauración. También expresó su creencia de que esto revitalizará todas las manifestaciones de adoración. Antes de finalizar quiso agradecer a todos los participantes y en especial al padre Justo Antonio Lofeudo, misionero del Santísimo Sacramento, y al hermano Hernán, ambos oriundos de Argentina, el trabajo y la colaboración realizados para que la Adoración Perpetua sea ya un hecho en la diócesis burgalesa.
Durante la ceremonia actuaron el coro de la parroquia y el de los jóvenes de la catequesis.
Una vez finalizada la Eucaristía el arzobispo se revistió con el paño de hombros para coger el ostentorio y transportarlo bajo palio hasta el oratorio dedicado a dicho fin. El recorrido, que estuvo acompañado por la lluvia, se hizo en procesión a la que se sumaron numerosos fieles que durante el trayecto cantaron diversos temas religiosos. Una vez llegado en la capilla se procedió a orar y venerar al Santísimo. El arzobispo tras bendecir a los presentes con la Eucaristía procedió a continuación a pasar al Santísimo a la custodia del sagrario donde permanecerá expuesto las 24 horas todos los días del año.
Ya en la calle y a pesar de la tristeza que transmitía el día, todo eran alegría y felicitaciones por tan señalado acontecimiento en la diócesis burgalesa.
El misionero del Santísimo Sacramento Justo Antonio Lofeudo, que se mostraba exultante, comentó que el día 13 de febrero marcará un antes y un después en la historia de los burgaleses.
Actualmente hay 420 personas apuntadas como adoradores perpetuos, cifra que se espera suba considerablemente.

Francisco Gil Hellín, arzobispo de Burgos: Con un poco de esfuerzo todos podemos adorar al Señor

¿La Adoración Perpetua, era un reto para la diócesis burgalesa?
El descubrir la Eucaristía en la iglesia es vivificar todas sus ramificaciones, porque es el centro. A partir del encuentro de los jóvenes en Polonia centrado en la vigilia eucarística con el Santo Padre creo que empezó a haber un despertar para redescubrir el tesoro que teníamos.

¿Por qué su implantación en la diócesis?
Porque somos tantos que con un poquito de esfuerzo de cada uno podemos estar como en plenitud de adoración al Señor. 

¿Algún deseo para este incipiente proyecto?
Principalmente que mejoren las familias, que los esposos sepan descubrirse como don mutuo y por tanto que en los hogares surjan también votaciones para vivificar nuestro pueblo cristiano.

¿Hace suyas las palabras del papa Benedicto XVI en su exhortación postsinodal Sacramentum caritatis, que recomendaba la práctica de la adoración eucarística?
El gozo de la eucaristía descubre que Cristo está con nosotros y por tanto podemos expresar nuestro amor y estar a la escucha de lo que Él nos expresa.



[ 14-02-2011 ]

Volver