Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


VALDEMORO CELEBRA EL PRIMER AÑO DE ADORACIÓN PERPETUA Cadena de amor y de oración

Entrevista con Laura de los Reyes, coordinadora de la Adoración Eucarística Perpetua en Valdemoro, en la publicación mensual de la Diócesis de Getafe, Padre de Todos, de marzo de 2011.

El 14 de febrero hemos celebrado el primer aniversario de la Adoración Perpetua en la Iglesia de las Clarisas de Valdemoro. Con este motivo queremos que Laura de los Reyes Martínez García, coordinadora general, nos cuente cómo se ha hecho realidad este proyecto.

¿Qué es la Adoración Perpetua?

Una Cadena de AMOR y ADORACIÓN. Es poner a Cristo en el centro de nuestras vidas.

Expresión de fe y de amor en la que Dios nos otorga la Gracia de dar culto a su Divina Presencia real en Cristo, Dios y hombre verdadero en la Eucaristía, de manera constante en el tiempo.

Día a día, día y noche, las 24 horas, de manera ininterrumpida, como comunidad eclesial, alzando alabanzas, súplicas, acción de gracias, bendiciones, reparación y rindiendo grandísimo honor y gloria al Señor, proclamando que creemos que está ahí, a nosotros mismos, a la Iglesia y al mundo entero.

Para pertenecer a la A.E.P. hay que elegir una hora semanal, e inscribirse.

¿Por qué es necesario adquirir el compromiso de inscribirse, si uno puede adorar en cualquier momento?

Algunas personas dicen que ellos adoran cuando quieren y no desean asumir el compromiso de tener un horario fijo. Si todos pensamos así no habría ninguna posibilidad de tener al Santísimo expuesto, es decir, no habría adoración, porque debemos estar seguros que habrá al menos una persona frente al Señor (custodio y guarda de la Eucaristía), para que la capilla permanezca abierta.

¿Cómo se hace para garantizar la A.E.P.?

Hay una estructura organizativa muy sencilla para este fin: un coordinador general, cuatro coordinadores de turno (madrugada, mañana, tarde y noche) y 23 responsables de hora (a las 9 horas se celebra la Santa Misa y no hay adoración). Es cuestión de que cada uno cumpla con su cometido, que está muy bien determinado.

¿Cuáles son los turnos más difíciles?

En líneas generales diría que las horas de la madrugada. Pero quizás las peores sean las de los sábados y domingos, por las mañanas y hasta media tarde, y concretamente las horas en torno a la comida.

A diario, también el horario de la mañana y mediodía es el menos concurrido.

¿Qué se hace cuando uno, por cualquier motivo, no puede acudir a su cita?

Lo primero es comprobar si alguno de los que adoran con él va a estar y que le sustituya. Si no buscar uno en su entorno. Si no encuentra, dispone de una lista con los teléfonos de quienes adoran en su franja horaria, o la hora anterior y posterior para hacer cambios. Si aún así no encuentra, avisar al responsable de su hora, que reiniciaría el proceso de búsqueda.

¿Cualquiera puede inscribirse en la Adoración Perpetua o es un grupo de la Iglesia?

La adoración es para todos. Nadie está excluido. La Eucaristía es el Sacramento de Unidad que abarca todo. Todos los grupos, comunidades y realidades eclesiales tienen ocasión de comunión de fe en la adoración eucarística. Es la oportunidad de conformar una fraternidad Eucarística.

¿A quién se le ocurrió la idea de instaurarla en Valdemoro y cómo se pensó en la Iglesia de las Clarisas?

Al Señor mismo. En 2008, mi hija mayor estudiaba en el colegio de La Compañía de María de Talavera de la Reina. El Señor, trajo a mi casa a Marisa, madre de una compañera suya y coordinadora de la A.E.P. de Talavera.

Aquí oí hablar por primera vez de este Milagro, que me tocó el corazón.

Después de verano, hablé con ella: “Marisa, ¿Qué tengo que hacer para traer a Valdemoro la Adoración Perpetua?”. Rezar, me dijo. Busca un grupo de personas y elegís una hora determinada a la semana.

Voy a misa a diario a la capilla de las clarisas y por entonces, exponían al Santísimo algunas horas. A finales de noviembre, junto a tres amigas, orábamos todos los lunes de 10 a 11 y, en las preces, en laudes, nuestra petición.

A finales de enero siguiente, decidimos presentarnos a las hermanas clarisas y darles a conocer nuestra intención. Era lunes, y el sacerdote celebrante dijo en la homilía “habrá Adoración Perpetua en Valdemoro”. Nos sorprendimos y tuvimos la tentación de preguntarle al final de la misa. Como por la tarde íbamos a conocer a las monjas, decidimos esperar y que nos explicasen.

Al parecer, D. Joaquín, en Navidad, les había comentado su deseo de tener A.E.P. en la Diócesis y la posibilidad de que fuese en su convento. Pensaban que nosotras conocíamos el hecho porque durante algún tiempo, nos oían hacer la petición cuando orábamos. Ellas llevaban casi 10 años pidiendo por esta misma intención. Nos quedamos perplejas, todas porque Dios había suscitado el mismo deseo por tres caminos distintos –Obispo, Clarisas y laicos- sin saberlo unos ni otros.

Algo así sólo puede ser obra de Dios.

El 19 de junio de 2009, día del Sagrado Corazón, mi marido y yo, tuvimos la dicha de asistir al encuentro de adoradores de A.E.P. y a la Entronización Perpetua del Santísimo Sacramento, en Palencia. Conocimos al padre Justo Antonio Lofeudo, misionero del Santísimo Sacramento y encargado de fomentar estas capillas en varios países, entre ellos en nuestro. ¡Qué regalo!

Nos habló de los requisitos necesarios, para que una capilla pudiese serlo de A.E.P. Contábamos con su apoyo y además con su oración y la de tantos adoradores de los diversos puntos de España que se encontraban allí.

Salimos con la seguridad de que, más pronto que tarde, habría A.E.P. en Valdemoro y que sería en la Iglesia de las Clarisas, ya que reunía las condiciones para instaurar la A.E.P.

¿Cuantas personas están colaborando en esta iniciativa?

El número de “colaboradores” reales, se me escapa.

Además de los adoradores inscritos en la adoración, más de trescientos, contamos con la oración de muchos, por el sostenimiento de este REGALO que el Señor ha tenido a bien hacernos.

Sacerdotes, religiosas, laicos, que por diversos motivos no pueden formar parte de las listas, pero si están unidos espiritualmente a nosotros.

¿Sólo de Valdemoro?

De Valdemoro, de otras parroquias de la Diócesis, y de otras de Madrid, Toledo y Ciudad Real.

¿Ha habido algún hecho más significativo durante este año?

Como el que vivimos el día de la Entronización del Santísimo Sacramento, no; por su relevancia. Pero voy a referir un par de eventos: uno, la cruz de los Jóvenes que nos acompañó toda la noche.

Y otro momento muy especial tuvo lugar el 22 de noviembre pasado, en la celebración del 4º centenario de la procesión de la Niña María, del colegio de Nuestra Señora. También las clarisas conmemoraban entonces, otro 4º centenario, en este caso el de su estancia en Valdemoro.

La Virgen fue llevada en procesión desde el colegio por las alumnas, profesoras, padres, autoridades locales, acompañados de sacerdotes y de nuestro querido Obispo D. Joaquín.

A la entrada en la capilla, la portaban las monjas del colegio y pasaron las andas a las clarisas, en el interior de la clausura, para su presentación ante el Santísimo Sacramento.

La Cuaresma, La Semana Santa, La Pascua, El día del Corpus, la Navidad… en Presencia de Cristo todo es significativo y especial.

¿Tenéis página Web?

Sí, aunque aún en sus inicios. La dirección es www.adoracionvaldemoro.es

¿Cómo vais a celebrar este aniversario?

El domingo 13 de febrero habrá Hora Santa de 22 a 23 horas y a continuación vigilia con adoración “masiva” durante toda la noche.

El día 14 lunes, Santo Rosario a las 19 horas y, a continuación, a las 19,30 horas, Solemne Eucaristía en Acción de Gracias, presidida por el Obispo Auxiliar de la Diócesis D. Rafael Zornoza.

¿Sabes si después de Valdemoro se va a inaugurar en más sitios?

Tras Valdemoro, se inauguró Alicante. Ahí el P. Justo tuvo que marchar a Italia, a continuar la misión.

De nuevo en España, el pasado 9 de diciembre se inauguró la del barrio de Chueca, en el centro de Madrid.

Actualmente, está en Burgos y la Entronización, en esa ciudad, fue el pasado 13 de febrero. Por cierto, se ha aprovechado ese fin de semana para hacer, allí mismo, el 4º Encuentro de adoradores de A.E.P.

De allí a Vitoria y por último, antes de regresar a Italia, Zaragoza.

¿Qué supone a tu juicio la Adoración Perpetua en Valdemoro?

Somos testigos privilegiados de la Gracia de Dios. Cuando recibes tu vida se transforma. Él la transforma. Le doy gracias por tanto como recibo. Te sabes en Comunión con los hermanos, en oración. Da igual lo que seas, dónde estés, de dónde vengas, cómo vengas. Él sigue esperándome con los brazos abiertos.

Unidos en Adoración con Cristo Eucaristía. Seamos uno, con Él y en Él.

Aprovecho para invitaros a participar de este maravilloso DON. Por último quiero añadir que, siempre, siempre, “El Señor da el ciento por uno”.

Ángel Corella.

[ 24-03-2011 ]

Volver