Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


NOTICIA APARECIDA EN DIÓCESIS DE CARTAGENA SOBRE LA CAPILLA DE AEP DE MURCIA

La Capilla de Adoración Eucarística Perpetua, “el corazón de nuestra Diócesis”

“Es el corazón de nuestra Diócesis”- anuncia uno de los carteles de la Adoración Eucarística Perpetua. Como “una cadena de amor a Jesús Sacramentado” lo definen también los adoradores perpetuos. Durante las 24 horas del día permanece este “Corazón de nuestra Diócesis” en la Capilla del Apóstol Santiago del Palacio Episcopal.

Un Corazón vivo, expuesto a todo aquel que quiera adorarle, rezarle, hablarle y contemplarle, o simplemente descansar en Él y amarle en silencio. Día y noche, Jesús Sacramentado permanece expuesto en esta Capilla y nos recuerda: “Venid a mí todos los que estéis cansados y agobiados que Yo os aliviaré” (Mt. 11, 28).

Ayer, un grupo de adoradores instaló una mesa informativa en la Plaza Cardenal Belluga donde recogieron inscripciones y testimonios, dando a conocer el Tesoro que la Diócesis guarda en esta plaza para los murcianos. “Venimos aquí y encontramos la paz, la fuerza y la serenidad que nos da para llevar todo a cabo, y más ahora, con la situación que está pasando España, que necesitamos diez veces más estar ahí”- apunta la Coordinadora del turno de noche.

En abril cumplirá cuatro años esta Capilla de Adoración, en la que coordinados por algunos responsables se organizan cada hora para que el Santísimo nunca esté solo, “formando una cadena incesante de oración, de adoración, de intercesión”. “Esa hora luego les va a repercutir con bienes espirituales, personales, les va a organizar el día mejor, les va a dar la luz para lo que tienen que hacer- expresa la coordinadora del turno nocturno. -Soy una persona que tengo muchas cosas que hacer, pero el rato que estoy con Él, lo recupero para todo”. Hay quienes no pueden comprometerse con ningún turno en concreto, pero las puertas siempre están abiertas para pasar un rato con el Señor, el tiempo que sea.

Según las fuentes de organización, “al principio tenían algo de miedo por si la gente respondería; pero las personas están respondiendo maravillosamente”. Así, explican que hay quien viene “a altas horas de la madrugada, días de fiesta, gente que viene de la playa…”. Desde esta Capilla, aseguran que “el Señor está haciendo grandes cosas”. Entre los testimonios están siendo cada vez más las sanaciones físicas y espirituales, tanto personales como en la familia o cualquier ámbito, incluso se han dado casos de conversión. Algunos aseguran que han encontrado trabajo gracias a la intercesión de Nuestro Señor, después de haber orado y puesto en sus manos esta intención. . “La gente lo dice: yo entro ahí y encuentro una paz que salgo nueva”- afirma la coordinadora.

La Adoración Eucarística Perpetua es un movimiento eclesial promovido por laicos cuyo fin es la adoración perpetua a Jesús presente en el Santísimo Sacramento. Las personas que estén interesadas, pueden acudir personalmente a esta Capilla en la que siempre habrá un responsable que les podrá atender. Además, cuentan con una página web que recoge información, testimonios, oraciones y datos de interés acerca de la Adoración Eucarística Perpetua http://www.aepmurcia.es/

¿No es un regalo del Cielo saber que cualquier día, a cualquier hora, podemos acudir a Jesús Sacramentado? Él nos espera haciendo de cada minuto un tiempo eterno para nuestra alma, un encuentro único con Dios que se renueva en cada instante. Nos espera para que le abramos nuestro corazón, compartir nuestras alegrías, empapar nuestras lágrimas, fortalecer nuestra debilidad e iluminar nuestra vida para conducirnos por el camino de santidad que ha diseñado para nosotros. Nos espera para que encontremos en Él un Padre, un Amigo, un Hermano, un Maestro, un Niño en un pesebre; pero también un Corazón muchas veces ultrajado que continúa sufriendo y necesita ser reparado por continuos actos de amor. Demos gracias a Dios por esta fuente de gracias para nuestra Diócesis y oremos por los frutos de la Adoración, acompañando al Señor el tiempo que podamos, pues como decía San Alfonso María de Ligorio, “entre todas las devociones, ésta de adorar a Jesús sacramentado es la primera, después de los sacramentos, la más apreciada por Dios y la más útil para nosotros.”

[ 17-12-2011 ]

Volver