Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


TORRIJOS CELEBRA EL IV ANIVERSARIO DE LA ADORACIÓN EUCARÍSTICA PERPETUA

El pasado domingo se cumplía el IV aniversario de la fundación en nuestra Ciudad de Torrijos de la Capilla de Adoración Perpetua. Logro sin duda que viene a engrosar la ya dilatada historia eucarística de tan noble Villa toledana. Desde que en 1508 la Sierva de Dios Doña Teresa Enríquez de Alvarado (Medina de Rioseco 1450- Torrijos 1529)

se dignara hacer de este enclave la sede de su "locura" eucarística, nuestra población se ha forjado en la historia con el sello de una cultura cristiana cimentada en el Misterio de la Fe.

La adoración Eucarística es el más alto testimonio de la expresión de la libertad. Adorar significa, como recordaba casualmente el mismo Domingo el Papa Bergoglio, priorizar lo esencial de la existencia. Cuando la historia, el arte, la filosofía, el pensamiento, la educación, la política, la ciencia, se dejan redimir por el inseparable binomio de la verdad y la belleza surgen sus más altas expresiones, donde el hombre puede descubrir la vocación a la transcendía para la que fue creado.

Así mismo la criatura humana, cenit de la creación, descubre en su relación personal con su Hacedor el verdadero significado de su existencia como señor -no como siervo- de todo lo creado, llamado a compartir la vida íntima del Creador.

Aquel primitivo deseo del Génesis "seréis como dioses" adquiere en el "gustar y ver" de la Eucaristía su cumplimiento, exento de la equivocada esclavitud a la que nos condujo el pecado, ofreciéndonos la engañosa fruta de la dependencia a esos "dioses" que no pueden hacernos libres porque sencillamente no existen y porque sólo viven en el interior del hombre para destruirle y acallar su innato deseo de eternidad.

Torrijos quiere ser capital en nuestra comarca de la libertad para tantos hombres y mujeres que viven cada día las consecuencias de una engañosa cultura que nos prometió la felicidad solo a través el progreso técnico o económico y que olvidó darnos las coordenadas de nuestra posición en la vida y en la historia. El hombre cuando se siente sólo materia se autoencarcela condenándose a no "gustar y ver" la libertad que sólo el espíritu le puede aportar.

Invito a los jóvenes de Torrijos y su comarca a que descubran o redescubran, en el corazón de este Año de la Fe, el silencio como antesala del encuentro con Dios y con ellos mismos, invito a vivir la aventura de "abrir las puertas a Cristo" (Bto. Juan Pablo II) para que la libertad sea plena sin la tiranía siquiera de nuestros prejuicios a la Iglesia o la religión sino la experiencia gozosa -¡Pascual!- con Jesús El Señor que rompe desde la dinámica del amor las barreras de las limitaciones de la carne y la mera razón para abrirnos al mundo de lo eterno, a la aventura de la fe.

Que Torrijos a través de su Capilla de Adoración Perpetua sea lugar donde desde en encuentro con el Otro la libertad se traduzca en una nueva relación con los otros, en una solidaridad más abierta y creativa hacia los más desfavorecidos por esta prolongada situación, moral económica y laboral.

Deseo y pido para todos creyentes y no creyentes, católicos y cristianos de diversas confesiones, ateos y agnósticos en nuestra comarca de Torrijos, que la Presencia Real -tan junto a nosotros- del único Dios que nos salva, pueda llegar a todos vuestros hogares y vuestros corazones, que todos podáis sentir la entrañable presencia hoy más que nunca en nuestro mundo, en nuestra sociedad, del Dios que no abandona al hombre a merced del inútil sufrimiento, sino que comparte con nosotros la experiencia dura y esperanzada de vivir.

Juan Alberto Ramírez. Arcipreste de Torrijos

[ 08-05-2013 ]

Volver