Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


MÁS NOTICIAS SOBRE LA PRIMERA AEP EN CUBA

Relato de Sebastián, el joven misionero laico, que con su esposa Deborah y el Padre Jorge, abrieron la primer capilla de la Adoración Perpetua en Cuba, nos cuenta interesantes particulares acerca de la misión.

“La misión duró un mes completo. Verdaderamente uno no puede menos que tomarlo como un signo el hecho que, nosotros siendo todos argentinos, hayamos iniciado el 8 de Mayo en el que celebramos a la Patrona de la Argentina, la Virgen de Luján. La acogida de nuestros muy queridos hermanos cubanos fue total, amplia, generosa, cordialísima y, por sobre todo, íntimamente fraterna en Cristo y María Santísima. Como saben la Adoración Perpetua comenzó el 2 de junio, día de Corpus Christi y a la misma hora en la que el Papa Francisco tenía su Hora Santa en Roma. Cuatro días después dejábamos Cuba con la inmensa alegría, que perdura, de haber contribuido al Reino del Señor en ese amado país.

La misión en sí incluyó cinco iglesias: la Catedral de Santa Clara, el Santuario de Nuestra Señora del Buen Viaje, Madre del Divino Pastor, Nuestra Señora del Carmen y Santa Ana.

Todos los cubanos que encontramos y fueron muchos eran personas muy solidarias, golpeadas por la realidad que les toca vivir, pero a su vez alegres, con la particularidad de mostrar el buen humor y de reírse incluso de las cosas malas que les puedan ocurrir.

En la Iglesia hay un recomenzar puesto que ahora es cuando se respiran otros aires que permiten vivir públicamente la fe. Por eso, hay una necesidad constante de catequesis que los sacerdotes hacen durante la Misa y por eso también se ve escrito en los frisos de la entrada el Avemaría o el Padrenuestro para que muchos que lo desconocen vayan aprendiéndolo.

Allí experimentábamos las verdades evangélicas de las bienaventuranzas y la revelación de los misterios del Reino a los pequeños. Por eso, pudimos recoger 1200 adhesiones. Son mil doscientos personas que forman una comunidad eucarística de adoración que no se interrumpe en frente al Rey de Reyes y Señor de Señores.

Una anécdota: La coordinadora general ganó 26 medallas de distintas disciplinas de atletismo y otras. Pues, en el momento que la nombramos coordinadora le regalamos un pin del Santísimo. Emocionada nos dijo que nunca había sido mas honrada que cuando recibió "tan significativa distinción".

Agradecemos al señor Obispo de la diócesis, un hombre de oración, de profundo amor eucarístico y de tantísimo respeto. Optimista y confiado en la obra de que Dios quiere hacer a través de la adoración perpetua en el país.

Conocimos, o más bien él vino a presentarse para ofrecerse para la Adoración Perpetua, a un hombre de algo más de cincuenta años. Un trabajador que nos contó cómo se escapaba de su casa, donde tenía prohibido nada que tuviera que ver con la religión, para ir a Misa y estar luego ahí, frente al sagrario. Mientras me lo contaba y por el modo en que lo hacía, me venía a la memoria Francisquito de Fátima que se quedaba frente al sagrario adorando y haciéndole compañía para consolar al “Dios escondido”.

Luego me dijo: “Voy a venir a las cinco de la mañana. Vivo muy lejos pero si salgo de casa a las cuatro llego bien. Si antes me escapaba para venir a ver a Dios, ¿Cómo no voy a venir ahora que puedo hacerlo libremente?”

(JAL 20 de junio 2013)

[ 20-06-2013 ]

Volver