Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


ESTE ONCE DE FEBRERO, DÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LOURDES, TOLEDO HA CUMPLIDO SU NOVENO ANIVERSARIO DE ADORACIÓN PERPETUA AL SANTÍSIMO SACRAMENTO

En la ocasión el Sr. Arzobispo de Toledo S. E. Braulio Rodríguez Plaza, dirigió una carta a los adoradores, incluyendo en ellos a los que se han asociado a la AEP toledana a través del sufrimiento y en la Clausura cumpliendo también con la adoración.

He aquí el contenido de la carta:

NOVENO ANIVERSARIO

DE LA ADORACIÓN PERPETUA EN TOLEDO

Queridos hermanos todos que formáis parte de la Adoración Perpetua de Toledo:

Os saludo a todos y cada uno de los que celebráis el noveno aniversario de esta adoración en la Capilla de la Calle Trinidad de Toledo: a los que tenéis una hora de adoración determinada a la semana; a las religiosas que os unís desde vuestras comunidades igualmente con una hora de adoración, formando parte así de este grupo de adoradores; a las personas enfermas que también ofrecéis vuestro padecimiento, y a los niños que pertenecéis a esta asociación. A todos os envío un saludo cordial.

Quiero también animarlos a perseverar en esta hermosa obra querida y amada por Dios. La Iglesia, impulsada por su fundador, Jesucristo, nuestro Señor, ha recibido la encomienda de anunciar el Reino de Dios, un Reino donde se ponga, en la vida de los cristianos, la primacía de Dios, Dios como centro de la Vida; para ello, es necesario conocer a Jesucristo, ser discípulo de Jesucristo, conocer el corazón de Jesucristo, su vida, su mensaje, la propuesta de vida que Él ofrece. Cuando un cristiano se deja mirar por Jesucristo, le pone en el centro de su vida; entonces su vida se va transformando, ya no son sus intereses los que busca, ahora busca lo que Jesucristo quiere, es decir, dar gloria a su Padre celestial. Uno de los lugares de encuentro con Él, además de la Sagrada Escritura y los Sacramentos, es la oración. En los Evangelios podemos ver que Jesucristo frecuentemente se retiraba a un lugar solitario para hablar con su Padre Dios, la oración era para Él parte fundamental de su vida y ministerio; para todos nosotros también debe ser una necesidad ese buscar momentos frecuentes para orar y estar con el Señor.

Pero sí me gustaría que pensarais que no es que cada uno de nosotros, al querer anotarse en una hora a la semana para venir a la capilla a estar con el Señor, dedicándole un tiempo determinado, hemos tomado la iniciativa; ha sido Jesucristo el que os ha llamado para estar con Él, para hablarnos al corazón. La oración de adoración es, pues, un espacio donde Jesús nos habla. Dejémonos transformar por Él.

Les invito a que durante ese tiempo dedicado especialmente a estar delante de Jesús sacramentado dediquemos también algunos minutos a leer los Evangelios; en ellos conoceremos mejor el corazón de Jesucristo, su vida, su mensaje, su amor por nosotros.

Que el Señor os bendiga a todos en este aniversario y os haga entusiasmarnos por esta llamada que sentís a adorarle en la Eucaristía.

Braulio Rodríguez Plaza

Arzobispo de Toledo, Primado de España

[ 12-02-2014 ]

Volver