Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


EL OBISPO DE FRÉJUS TOULON DA TESTIMONIO DE LA IMPORTANCIA DE LA ADORACIÓN TAMBIÉN EN LAS FAMILIAS

Desde hace ya tiempo, un tiempo que se podría ubicar su ímpetu hacia fines de los años sesenta del pasado siglo, la adoración eucarística perpetua dejó de ser exclusividad de monasterios para ampliar su horizonte a los fieles laicos y hoy, con miles de capillas de adoración perpetua e incalculables de adoración continua y esporádica se ven los frutos y la importancia para nuestra época. A continuación el testimonio del Sr. Obispo

Cuenta el Obispo de Fréjus-Toulon, Francia, muy conocido como promotor de la Nueva Evangelización, que la idea de reunir a los hombres una vez al mes para una comida fraternal seguida de un tiempo de adoración surgió el verano pasado en el corazón de padres de familias que estaban de peregrinación sobre los caminos ardientes de Provence, hacia los Santuarios de Nuestra Señora de Gracias y de San José del Bessillon en Cotignac.

 Al final de esta peregrinación, estos padres caen de rodillas delante de la estatua de María y dejan en su seno todas sus alegrías y todas sus penas. Desde entonces, se reúnen cada primer jueves del mes, para dejar en el Corazón eucarístico de Cristo todo lo que forma parte de su vida y de su persona.

 Esta adoración de rodillas es todo lo contrario de un acto de debilidad. Contra “las idolatrías de ayer y de hoy... arrodillarse ante la Eucaristía es una profesión de libertad”, recordó Benedicto XVI en 2008, porque “el que se postra ante Jesús no puede y no debe prosternarse ante ningún poder terrestre, por más fuerte que él sea”.

Extraído de Un minuto con María

[ 29-04-2014 ]

Volver