Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


DESDE EL DOMINGO DE CRISTO REY ALZIRA HA ENTRONIZADO A SU SEÑOR EN ADORACIÓN PERPETUA.

ES LA SEGUNDA CAPILLA DE ADORACIÓN EUCARÍSTICA PERPETUA EN LA DIÓCESIS DE VALENCIA Desde las 20 horas del domingo 23 de noviembre pasado, solemnidad de Cristo Rey del Universo, se ha entronizado el Santísimo Sacramento en adoración incesante en la localidad valenciana de Alzira.

Esta, después de la misma ciudad de Valencia, es la segunda capilla de Adoración Eucarística Perpetua de la diócesis. La anterior, que está en la céntrica iglesia de San Martín, comenzó hace dos años a adorar al Señor así en la tierra como en el Cielo, es decir siempre, sin ninguna interrupción.

Esta ha sido inaugurada con Misa solemne presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, Don Antonio Cañizares, en la iglesia parroquial de Santa Catalina. Desde allí el señor Cardenal, al final de la celebración, trasladó el Santísimo bajo palio en una solemne procesión en la que participaron centenares de feligreses hasta la iglesia de San Juan Bautista, donde está la capilla de Adoración Eucarística Perpetua.

Aunque esta misión comenzó bajo el anterior arzobispo, Don Carlos Osoro, actual arzobispo de Madrid, conviene recordar que el Cardenal Cañizares, igual que su antecesor, es un fervoroso sostenedor de la Adoración Perpetua. Antes de ser Prefecto para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, siendo Arzobispo de Toledo, impulsó la Adoración Perpetua en su archidiócesis y es así que tres son las capillas en ella: Toledo, que próximamente cumplirá 10 años de adoración ininterrumpida, Talavera de la Reina y Torrijos.

El Cardenal Cañizares en su homilía agradeció a los adoradores de Alzira que se han inscrito en los diferentes turnos para mantener abierta la capilla día y noche y todos los días, ponderando su decisión porque “adorar a Dios es identificarse con su querer para mostrar ese querer suyo a todos los hombres” y también para “hacer realidad viva la misericordia y el perdón de Dios”. Dijo también que la experiencia de la adoración “nos debe llevar a hacer posible una vida entregada a los demás, al pobre, al hambriento, al que no tiene casa, a tantas y tantas personas necesitadas, a las que Dios nos pide que mostremos su rostro, Jesucristo”.

Durante media hora, lo que duró el recorrido de la procesión del Santísimo, no dejaron de sonar a júbilo las campanas de Alzira, mientras de los balcones engalanados vecinos lanzaban pétalos al paso del Señor.

La Santa Misa fue concelebrada por catorce sacerdotes, quienes luego en la procesión precedían el paso de la custodia portada por el Cardenal, en el que dos seminaristas iban incensando al Santísimo, tras el que marcharon las primeras autoridades municipales, encabezadas por la alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas.

Concluida la bendición, el Santísimo quedó expuesto y así permanecerá siempre “para que los fieles puedan acercarse a orar en cualquier momento”, según ha indicado a la agencia AVAN Antonio Sancho, coordinador de la capilla .

Actualmente, la capilla de Adoración Eucarística Perpetua ya cuenta con más de 300 adoradores inscritos para adorar al Señor en el Santísimo Sacramento al menos una hora semanalmente.

De la misión han participado adoradores de Valencia, Toledo y Valdemoro y comprendió no sólo la parroquia sino otras iglesias de circundantes.

Como en todas las demás capillas de Adoración Eucarística Perpetua, la de Alzira también cuenta con un equipo de coordinadores que son los que permiten asegurar que nunca será dejada la presencia del Señor en soledad.

Ya se está trabajando para que Gandía tenga su adoración perpetua, el lugar previsto es el monasterio de las Clarisas. Alzira se convierte así en la capilla 35 de toda España.

[ 24-11-2014 ]

Volver