Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


MAGNÍFICA INICIATIVA DEL ARZOBISPO DE MÉRIDA-BADAJOZ

Mons. D. Celso Morga designó como PUERTA SANTA la de la CAPILLA DE LA ADORACIÓN PERPETUA DE ALMENDRALEJO, que funciona en el Convento de Santa Clara. La apertura de la Puerta Santa fue el sábado 2 de mayo. A continuación la crónica del acontecimiento jubilar en el Año de la Misericordia redactada por el coordinador general de la Adoración Perpetua de Almendralejo.

TREINTA HORAS DE JUBILEO

Tras conceder el Arzobispo D. Celso Morga Iruzubieta el nombramiento de Centro Jubilar por 30 horas a la Capilla de la Misericordia del Convento de Santa Clara de Almendralejo, donde se ubica la Adoración Eucarística Perpetua local, se llevaron a cabo dos actos litúrgicos que concitaron a gran número de fieles almendralejenses y venidos, también, desde otras localidades extremeñas.

El sábado día 2, a las 17:30 horas, D. Rafael Corraliza Ferrera, Párroco de Ntra. Sra. de la Purificación –Parroquia a la que pertenece el Convento de Santa Clara-, presidió los actos de Apertura de la Puerta Santa de la mencionada Capilla de Adoración.

Sobresalieron, además de la bendición colectiva con la propia Custodia, la pedagógica plática de D. Rafael sobre las indulgencias y los tres golpes que el mismo dio en la Puerta Santa con un pequeño martillo. Abierta ésta por la Madre Abadesa Sor Carmen Rosa, se entronizó el Santísimo, quedando inaugurada la Capilla como Centro Jubilar hasta las 12 horas del domingo siguiente.

El domingo día 3, a las 18 horas, se celebró una Solemne Eucaristía en Acción de Gracias por haber recibido tan inmenso DON la “Capilla de la Misericordia”. Presidió la ceremonia D. Miguel Caballero García, Capellán del Convento de Santa Clara local, que ofreció a la feligresía una emotiva y bien fundamentada homilía.

La Adoración Nocturna local, invitada al acto, hizo acto de presencia con su Presidente y Abanderado al frente, que humilló su gallardete en diversos momentos de la Solemne Celebración Eucarística.

En la parte posterior del templo, 40 voces pertenecientes al Orfeón de la Parroquia de San Roque local, bajo la dirección de su director D. Tomás Bote, deleitó al fervoroso auditorio con un bellísimo y excelentemente repertorio de canciones religiosas, extraordinariamente ejecutadas. Sólo el Himno del Jubileo (“Misericordiosos como el Padre”) corrió a cargo de las Hermanas Clarisas.

Todos los asistentes tuvieron la certeza de que aquella Magna Celebración sería considerada, de entonces en adelante, como un hito histórico para Almendralejo en el plano espiritual.

Expresamos nuestro sentimiento de auténtico gozo por haber tenido el privilegio de vivir, aunque solamente por unas horas, el íntimo y espiritual placer de haber tenido a la Misericordia del Señor tan al alcance de nuestros corazones.

¡Alabado sea el Santísimo Sacramento del Altar!.

[ 18-05-2016 ]

Volver