Adoración Eucarística Perpetua en España     Misioneros de la Santísima Eucaristía


> ENVIAR UN TESTIMONIO

Leer testimonios de Sacerdotes

Leer testimonios de Jóvenes

Leer testimonios de Familias

Leer testimonios de Seglares

Testimonios de Seglares

SEGLARES
Nathalie (Reggio Emilia)

Hace un par de a√Īos atr√°s tuve un sue√Īo que me dej√≥ perpleja, so√Ī√© que iba con toda la familia al √ļltimo piso del hospital, donde ahora est√° nuestra capilla de adoraci√≥n perpetua, a la √ļltima habitaci√≥n al fondo del corredor, en la c√°mara que est√° sobre la fachada externa del hospital. Iba llena de maletas¬Ö Me ech√© sobre la cama en modo que se comprendiese que estaba yo de paso y no como paciente en aquella sala (de neurolog√≠a)! Mir√© al √°ngulo exterior y vi un cuadro que representaba a la Virgen, con los rasgos y colores que me fascinan (los de la Reina de la Paz). La mir√© como para preguntarle cu√°l era el motivo por el que yo estaba en aquella habitaci√≥n. Entonces Ella mir√≥ afuera de la ventana y observ√© que estaba oscuro y mir√°ndome nuevamente a m√≠ baj√≥ la mirada como si quisiera dormirse¬Ö el gesto no s√≥lo no me convenci√≥ sino que hasta me enoj√©, entonces abr√≠ mi pecho, saqu√© mi coraz√≥n y lo alc√© en el aire, hacia el cuadro donde Ella estaba! Ella, con una sonrisa maternal, alarg√≥ los brazos hacia los m√≠os, cogi√≥ mi coraz√≥n y lo acarici√≥ cerca de su pecho y me lo devolvi√≥ sonriendo. Satisfecha me lo volv√≠ a poner en su puesto.

Cuando desperté, por supuesto que no comprendí el significado de inmediato. Lo entendí después de algunos meses. Viví un momento particular de mi vida que me sirvió para comprender que cuando menos lo esperamos, por la oración incesante la Virgen toma nuestro corazón, lo lleva hacia el suyo, lo acaricia y nos lo devuelve restituidos en su vigor, como el de un bebé recién nacido.

Pasaron meses y con la ayuda de una amiga razon√© mucho sobre todo esto y ella hizo que comprendiera que en toda esta experiencia hab√≠a un gran designio sobre m√≠. ¬ŅPor qu√© en el sue√Īo me encontraba all√≠, en aquella habitaci√≥n, en aquella posici√≥n, en aquel hospital?

Ella que trabaja en el hospital lo sab√≠a bien! En aquella sala, en aquella cama, van las personas desesperadas que est√°n dispuestas a suicidarse y terminar con sus vidas y yo estaba llamada a rezar por ellas y para darles alivio, porque la Virgen estando all√≠ me estaba diciendo que Ella est√° y escucha a cada uno de nosotros!! Dicho y hecho! Esa deb√≠a ser la misi√≥n para m√≠: orar por aquellas personas que creen que pueden resolver sus problemas suicid√°ndose¬Ö Despu√©s de un poco de tiempo, me pidieron hacer una sustituci√≥n en la adoraci√≥n, anticipando una hora mi turno habitual. Acept√© con gusto hacerlo y adem√°s habr√≠a de ser la primera vez que rezar√≠a en la capilla por esas personas desesperadas.. Voy, pero antes de salir le digo al Se√Īor estas palabras textuales: ¬ďSe√Īor, piensa t√ļ en todas esas personas que creen resolver todo arroj√°ndose de esa ventana "famosa", haz que vuelvan sobre sus pasos y que comprendan que tienen una Madre que los consuela! Te las conf√≠o con todo mi coraz√≥n...".

Al d√≠a siguiente, en la primera p√°gina del diario local se le√≠a que una se√Īora hab√≠a intentado tirarse de aquel √ļltimo piso, pero que una enfermera que pasaba se hab√≠a dado cuenta y hab√≠a logrado aferrarla por los tobillos cuando el cuerpo estaba ya del otro lado de la ventana.

Ese d√≠a Jes√ļs caminaba por la sala de Neurolog√≠a y a trav√©s de la enfermera, a aquella mujer desesperada la hab√≠a cogido de los tobillos! ¬°Gracias Jes√ļs! porque contin√ļas a hacer milagros y a llamar a cada uno de nosotros a interceder por el otro.. Te amo Jes√ļs con todo mi coraz√≥n porque la Adoraci√≥n, cada semana, desde hace un a√Īo, me trae luz y me ayuda en mi camino de fe. Y a mi Madre Celeste le quiero decir: ¬ď¬°Gracias! porque est√°s. Porque eres una presencia fija en mi vida de hija, de madre, de mujer".Am√©n